jueves, 14 de junio de 2007

EEUU devuelve piezas peruanas

Fueron rescatadas al sur de Florida en manos del traficante italiano Ugo Bagnato.

Miami, EEUU. EFE.

Image

Jorge E. Román, cónsul de Perú en EEUU, agradece devolución.

Estados Unidos entregó ayer al gobierno peruano 412 piezas precolombinas, incluida una vasija de cerámica de 3.500 años, que fueron extraídas ilegalmente de la nación andina y decomisadas en el sur de Florida. Se trata de una de las mayores recuperaciones de piezas arqueológicas peruanas llevadas de contrabando a ese país, tras dos meses de investigaciones efectuadas por la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y el alguacil del condado de Broward, al norte de Miami.

Los artefactos recuperados provienen de las culturas Mochica, Chimú, Chancay y Cuspinique y datan de 1.500 años a. C.

Jorge Román, cónsul general de Perú en Miami, dijo que las autoridades estadounidenses incautaron en setiembre de 2005 un lote de piezas, entre las que había artefactos de Colombia, Ecuador y México, además de las peruanas.

Entre las piezas peruanas hay fardos funerarios, un poncho de plumas típico de Paracas, máscaras de metal, tejidos, una muñeca de tela, una cesta con implementos para tejer y una figura masculina que se estima tiene 1.800 años de la cultura Chancay.

"Hay algunos fardos funerarios muy antiguos de Cuspinique, la más antigua de las culturas, y estas son las piezas más valiosas. Muchos son fragmentos de tejidos, pero están en muy buena condición", destacó el diplomático. Otro de los artefactos es un kipu elaborado con cuerdas de algodón y lana en nudos.

Image

Izquierda: Vasija con el rostro de un gato.
Derecha: Vasija "Mochica Chimú".

Las autoridades descubrieron las piezas en varios sitios del sur de Florida y arrestaron al italiano Ugo Bagnato, de 66 años, después de recibir información de manera anónima.

Un agente encubierto del ICE adquirió un huaco, que fue analizado por expertos de la Universidad Internacional de la Florida y del museo Smithsonian en Washington D.C. Cuando la pieza fue autentificada solicitaron más a Bagnato y en su residencia hallaron dos lotes de piezas. El acusado pretendió que se trataba de una importación legal, presentó documentación falsa para justificar el origen de las piezas y argumentó que pertenecían a una colección privada.

Las piezas serán enviadas a Perú el próximo mes después de un embalaje adecuado y serán entregadas al Instituto Nacional de Cultura (INC).

El dato

INVALUABLES. Alexander Acosta, fiscal federal para el distrito sur de Florida, afirmó que las piezas incautadas tienen un valor histórico incalculable para los peruanos y se estaban vendiendo en el mercado negro entre los mil y dos mil dólares. "Una de las piezas de 3.500 años fue vendida en 2.000 dólares. Es algo que no se puede permitir", dijo.

FUENTE: LAREPUBLICA.COM.PE